Tu cesta esta vacía
×
Tu cesta esta vacía
Hacemos envíos internacionales
Consejos para cuidar la piel grasa, seca y mixta
21 marzo, 2012 Hammam Secrets

Consejos para cuidar la piel grasa, seca y mixta

Posted in Aceite de Argán, Usos del aceite de argán
El Rhassoul

La piel grasa

Las pieles grasas tienen un exceso de sebo, que se produce como una barrera de protección contra las agresiones externas que atacan la piel y transmiten suciedad y  bacterias.

Una piel gruesa combinada con una secreción importante de sebo desencadena el acné. Al bloquearse el sebo dentro de los poros de la piel, éste se infecta y se forman las espinillas.

Una piel grasa suele venir acompañada de :

-Puntos negros

-Poros dilatados

-Piel brillante

-Posibilidad de granos rojos

Puntos positivos :

-Resiste mejor a las arrugas y al paso del tiempo

-Es más resistente a las rojeces y a los eczemas

¿Qué hacer en caso de piel grasa ?

Contrariamente a las pieles secas, recomendamos realizar dos exfoliaciones por semana. La mascarilla de arcilla absorbe el exceso de sebo y las impurezas. La piel grasa retiene más fácilmente  la suciedad del exterior, de ahí la necesidad de limpiarla más a menudo  aunque también es más resistente que la seca o la mixta. Recomendamos limpiar el rostro con jabones naturales o hipoalergénicos que no son tan agresivos. Aconsejamos evitar los jabones no naturales porque resecan la piel en gran medida y ésta reacciona aumentando la producción de sebo. Sobre todo, siempre se debe proteger la piel del sol. Si la piel se siente agredida,  reaccionará creando sebo.

Lo importante es regular la producción de sebo y para ello debe utilizarse una crema hidratante para pieles grasas y una mascarilla o peeling (dos veces por semana). Recomendamos limpiar la piel con un jabón natural, tonificarla con un agua floral como un agua de rosas o de azahar e hidratarla con el aceite de argán.

Pero la cosmética no lo es todo. Recomendamos controlar la alimentación, dar prioridad a las verduras, evitar las grasas y beber mucha agua.

La piel seca

La piel seca es una piel que necesita hidratación. Su superficie es rugosa y poco flexible. El problema de la piel seca es la producción de sebo en mayor cantidad que se deposita en una capa protectora debajo de la piel pero en contacto con el exterior. Si la producción es muy elevada, se producen espinillas e imperfecciones.

Recomendamos hidratar la piel de forma regular (una vez al día o cada vez que se ponga en contacto con el agua). De esta forma, se retrasa la evaporación del agua y la piel mantiene el grado de humedad natural. El aceite de argán hidrata y regenera especialmente  la piel seca. Recomendamos desmaquillar la piel para dejar que respire y no se sienta agredida, siempre con un jabón natural, refrescar con un agua de rosas  o de azahar e hidratar con el aceite de argán.

La piel seca es más frágil y, por lo tanto, más propensa a las arrugas. Por esta razón requiere más cuidado. Recomendamos realizar una exfoliación suave una vez por semana para retirar las células muertas y realizar una mascarilla semanalmente. La piel necesita mucha hidratación y para ello es importante beber mucha agua (como mínimo 1 litro al día) y dormir convenientemente para que la piel pueda regenerarse.

Otros consejos para la piel seca:

Limpiar la cara con jabones naturales, menos agresivos y que resecan menos la piel.

El tabaco ralentiza la hidratación y la regeneración celular.

Evitar frotar excesivamente la piel.

Aumentar la hidratación en invierno una vez por el día y una vez por la noche.

Proteger la piel del sol.

La piel mixta

La piel mixta es grasa en ciertos puntos y seca en otros. Generalmente, la zona T (frente y nariz) es grasa y el resto del rostro tiene tendencia a ser seca.

Recomendamos realizar una exfoliación por semana. Es importante hidratar bien la piel con el aceite de argán o una crema hidratante un poco grasa. Es difícil no dejar secar ciertas zonas, aportando grasa a las zonas secas, saber regular el sebo y encontrar el equilibrio.

La piel mixta no significa piel normal. Se debe tratar este tipo de piel como una mezcla de piel grasa y seca. No se deben utilizar jabones ni cremas desmaquillantes de baja calidad que puedan agredir la piel, las leches hidratantes suelen ser demasiado grasas. Recomendamos jabones naturales y aguas florales (agua de rosas o de azahar). Es muy importante limpiarse la cara por la noche para prevenir los puntos negros.

El aceite de argán hidrata y regenera la piel. Recomendamos aplicar unas  gotas de aceite sobre el rostro limpio y seco, realizando suaves masajes hasta conseguir su total absorción.

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close