En invierno, el cuidado de nuestros pies sigue siendo imprescindible. Los pies son una de las partes más importantes del cuerpo porque soportan todo el peso y son fundamentales para caminar.

pies-sanos_hammamsecrets

Los cambios de temperatura del otoño e invierno también afectan a nuestra piel más de lo que creemos. Por esta razón, debemos prestar mucha atención para que nuestros pies estén bien hidratados, no tengan rozaduras de los zapatos, no suden ni tengan hongos o que no sufran por no llevar el calzado adecuado.

¿Cómo evitar todos estos problemas? A continuación os damos algunos consejos para cuidar y mantener los pies en buen estado.

Un primer paso es la exfoliación: realiza una exfoliación una vez por semana para eliminar la piel muerta acumulada y devolver el esplendor a la piel. Puedes preparar una exfoliación casera simplemente con un poco de azúcar moreno y aceite de argán. Masajea los pies utilizando un guante exfoliante. Después lávalos y sécalos totalmente.

 

exfoliación pies_hammamsecrets

 

 

Un segundo paso es la hidratación, FUNDAMENTAL para el cuidado de los pies. Hidrátalos a diario con aceite de argán realizando movimientos verticales. Si sufres de talones muy secos o tienes problemas de psoriasis en los pies, aplica aceite de argán solo o combinado con manteca de karité antes de ir a dormir, ponte unos calcetines de algodón con los que puedas dormir cómodamente o bien puedas mantenerlos puestos durante aproximadamente ocho horas.

Con el tiempo, la piel de los pies se vuelve más áspera y rugosa. Aparecen durezas y callosidades. Para evitar que esto pase, es imprescindible mantener los pies siempre cuidados.

El aceite de argán también previene la aparición de hongos, ablanda las callosidades y fortalece las uñas quebradizas.

Un tercer paso es evitar la humedad de los pies. Es importante limpiar los pies con agua y limón para curar las grietas y heridas de la piel. No olvides secarlos bien.

Finalmente, cuando notes los pies más hinchados o cansados de lo normal, sumérgelos en un recipiente de agua con sal gruesa y déjalos reposar durante 15 o 20 minutos.  A continuación, realiza un masaje con aceite de argán puro para activar la circulación.

Este post ha sido en colaboración con los cursos de coaching. No olvides que si tus pies están bien cuidados en invierno, podrás lucirlos mejor en verano. www.hammamsecrets.com

pies caminando por hierba_hammamsecrets

Hammam Secrets cuida de TI