La gran riqueza del aceite de Argán se debe a múltiples beneficios, derivados de una serie de propiedades.

Aceite de argán propiedades:

Ácidos grasos insaturados.

El aceite de Argán está compuesto en un 80% por ácidos grasos insaturados. Los más importantes son el oleico y el linoleico, presentes en un 45% y en un 35% respectivamente. El aceite de Argán es uno de los aceites más ricos en ácidos grasos insaturados, mucho más que el aceite de oliva.

El ácido linoleico es un ácido graso esencial (vitamina F) que hidrata y alimenta la piel.

El aceite de Argán es un potente corrector de carencias en ácidos grasos insaturados. La falta en ácido graso insaturado es inevitable con la edad y favorece la aparición de arrugas. La corrección de esta carencia permite retrasar el envejecimiento cutáneo.

Los ácidos grasos insaturados

  • Previenen las enfermedades cardiovasculares.
  • Disminuyen la concentración sanguínea de triglicéridos.
  • Disminuyen la presión arterial.
  • Reestructuran el stratum corneum que fabrica moléculas nuevas. Previenen los efectos del envejecimiento dando mayor elasticidad a la piel, hidratándola y nutriéndola.
  • Estimulan la oxigenación intracelular, neutralizan los radicales libres y protegen los tejidos conjuntivos.
  • Hidratan, alimentan la piel dotándola de flexibilidad, evitando la desecación y la pérdida de elasticidad.

Los tocoferoles (Vitamina E)

La proporción de tocoferol es muy superior a otros aceites. Contiene principalmente gamma-tocoferol, delta-tocoferol y alfa-tocoferol. Son antioxidantes naturales y precursores de vitaminas. El antioxidante es una molécula capaz de retardar o prevenir la oxidación de otras moléculas provocada por los radicales libres. La vitamina E es un potente antioxidante que neutraliza los radicales libres (el segundo factor del envejecimiento después de los rayos solares), protege la piel de las agresiones externas y es elemental para la reparación de las heridas. Sus efectos son notables:

  • Restauración de la capa hidrolipídica cutánea (capa superior donde se concentra el sudor y el sebo y que se debilita por los agentes externos).
  • Incremento del nutrimiento de las células cutáneas. Los tocoferoles también combaten la peroxidación de los lípidos.
  • Estimulación de la oxigenación intracelular.
  • Neutralización de los radicales libres y prevención de la aparición de arrugas..
  • Protección de los tejidos conjuntivos.

Como vemos son múltiples las aceite de argán propiedades, como las antiinflamatorias y antioxidantes, gracias a que contiene fitoesteroles, polifenoles, caroteno (vitamina A), esteroles y alcoholes triterpénicos.